X
He leído y acepto los términos y condiciones

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.

Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de Cookies.

Ligadura de trompas

La ligadura de trompas es una cirugía para cerrar las trompas de Falopio, es decir, cerramos el paso a óvulos y espermatozoides para evitar un embarazo.

La mujer que se somete a una ligadura de trompas tiene que estar muy segura de que ya no quiere tener hijos, con la operación quedará estéril y la posibilidad de volver a quedarse embarazada es casi nula, porque el porcentaje de éxito sería muy muy bajo.

No recomendamos a una mujer que no ha tenido hijos que se someta a esta intervención, porque las circunstancias de la vida pueden cambiar, a lo mejor en este momento tiene claro que no quiere ser madre y más adelante puede cambiar de opinión.

La ligadura de trompas se puede realizar con anestesia local y general, no debes tener miedo porque no te va a doler.

Es una intervención ambulatoria, esto quiere decir que cuando te recuperes de la anestesia te podrás ir a tu casa.

Hacerse la ligadura de trompas no interfiere en la lívido y hay mujeres que disfrutan más las relaciones sexuales porque no tienen la preocupación de quedarse embarazada.

La menstruación no desaparecerá porque vas a seguir liberando óvulos con cada ciclo menstrual.

Después de la ligadura de trompas

  • Tendrás un sangrado vaginal moderado.
  • Puedes tener un pequeño hematoma en la zona abdominal.
  • Tendrás dolores parecido a los de la menstruación.
  • No debes ducharte las primeras 24 horas.
  • Puedes tener un poco de fiebre, etc.

Para cualquier duda que te surja antes, durante o después de la intervención, consúltala con nuestro ginecólogo.

Si quieres realizarte la ligadura de trompas contacta con la Clínica Dalmases y te daremos cita lo antes posible.
Pedir cita
He leído y acepto los términos y condiciones