X
He leído y acepto los términos y condiciones

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.

Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Aviso legal.

Ozonoterapia

La ozonoterapia es la administración del ozono en el organismo con la finalidad de mejorar el tejido dañado intentando sanarlo. El ozono, es un gas con una potencia de acción que puede regenerar, rejuvenecer, es antiinflamatoria, antimicrobiana, analgésica, etc. La ozonoterapia, es una alternativa en ocasiones a los medicamentos convencionales porque pueden restaurar lesiones y evitar algunas cirugías.

La ozonoterapia puede estar indicada en los casos de artritis reumatoidea, artrosis, fibromialgia, pie diabético, tendinitis, várices, úlceras, gastritis, celulitis, acné, psoriasis, eczemas, osteomielitis, erisipela, teniasis, amebiasis, cefalea, etc.

Métodos empleados de la ozonoterapia

Los métodos que se pueden emplear en el tratamiento de ozonoterapia, pueden ser por medio de:

  • Insuflación anal: para operaciones oncológicas del aparto digestivo, tratamientos de hepatitis, etc.
  • Insuflación de bolsas de vacío: para tratamientos vasculares periféricos, dermatológicos, etc.
  • Insuflación vaginal: para tratamientos de infecciones vaginales, etc.
  • Inyecciones intradérmicas: para tratamientos en patologías reumatológicas, etc.
  • Inyecciones intraparticulares y paravertebrales: para tratamientos de enfermedades reumáticas, hernias discales, etc.
  • Autohematerapia: se extrae sangre del paciente y se mezcla con ozono. Posteriormente se vuelve a introducir en el torrente sanguíneo del paciente la sangre ya mezclada con el ozono.

Ventajas de la ozonoterapia

Algunas de las ventajas que tiene el uso de la ozonoterapia en nuestro cuerpo cuando se emplea en diferentes patologías, pueden ser:

  • Artrosis: puede notar tras los primeros tratamientos con ozono una disminución del dolor y un aumento en la movilidad articular.
  • Artrosis de rodilla: puede disminuir el dolor y así poder permitir al paciente realizar una vida prácticamente normal. El ozono no cura la enfermedad, pero con una terapia constante, puede mejorar mucho la calidad de vida.
  • Condromalacia: genera una mejora del cartílago y puede llegar anclarse al hueso que lo sujeta. El paciente suele dejar de sentir dolor de forma notable.
  • Hernia discal: puede disminuir el volumen de la hernia. El resto del disco se suele rehidratar y expandir.
  • Herpes zoster: es capaz de destruir patógenos, tales como virus, bacterias, hongos, etc. Su acción se establece cuando empieza el ciclo reproductivo del virus.
  • Herpes simple: reduce las lesiones de la piel, disminuir sus brotes e incluso anular su aparición durante un tiempo prolongado.
  • Dolor de espalda y lumbago: tiene efectos analgésicos y antiinflamatorios Mejora la calidad de vida sobre todo en pacientes de edad avanzada.
  • Fibromialgia reumática y Síndrome de fatiga crónica: actúa sobre la sensación de cansancio o fatiga y ejerce una acción antiinflamatoria.

Si tienes alguna duda sobre la ozonoterapia o quieres pedir cita para una sesión, puedes ponerte en contacto con nosotros o también si lo deseas, puedes venir a la Clínica Dalmases para que podamos resolver las dudas que puedas tener sobre la terapia con ozono
Submenú
Pedir cita
He leído y acepto los términos y condiciones