X
He leído y acepto los términos y condiciones

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.

Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Aviso legal.

Frenillo

El frenillo es una lamina de piel que une el glande con el prepucio cuya función es facilitar al prepucio su desplazamiento cuando mantienes relaciones sexuales así como proteger el glande.

Puedes sufrir de frenillo porque la longitud de tu frenillo no es suficiente y cuando el pene se pone erecto la zona queda sensible y hay riesgo de que se rompa y sangre durante la relación sexual.

Algunos de los síntomas que se pueden tener cuando se sufre de frenillo, pueden ser:

  • Dolor cuando tengas relaciones sexuales con penetración.
  • Se puede producir un desgarro del frenillo y causar hemorragias.
  • Puedes tener problemas de higiene por la limitación de la retracción del prepucio, etc.

En ocasiones el frenillo puede romperse provocando dolor y sangrado, es en este caso, es cuando tenemos que operar para unir el frenillo roto.

A veces no hace falta la operación y el problema lo podemos tratar con cremas con corticoides y la extensión manual del frenillo.

La intervención de frenillo es ambulatoria y sencilla, se utiliza anestesia para evitar las molestias. En ocasiones no se necesitan puntos de sutura y el mismo día te vas a casa.

Recomendamos que tras la operación de frenillo no se mantengan relaciones sexuales durante unos días, estos dependerán del tipo de operación.

Si tienes o crees tener cualquier problema con tu frenillo ponte en contacto con la Clínica Dalmases y te daremos cita con uno de nuestros especialistas.
Pedir cita
He leído y acepto los términos y condiciones